Pamela Letona y la mujer a través del pincel. – Centro Cultural Sampedrano

Pamela Letona y la mujer a través del pincel.

Pamela recuerda haber ganado un premio de dibujo durante la primaria, ahí nace el deseo de aprender y comenzar con sus primeras líneas. Inspirada en los trazos de su tía Irma Paz y con el apoyo de su madre, a los 13 años comenzó clases de pintura, aprendiendo líneas, trazos, colores, técnica de pastel, tiza y oleo. A los 23 años, ya casada, retomó su trabajo como artista escogiendo la tinta china, destacando su gusto por los colores vivos y resaltándolo con el color negro, lo cual se nota en sus trabajos. Pero la vida la llevo por un camino que no se imaginó, trabajando 18 años en el área de diseño de interiores, llenando todas sus expectativas y dándole color a muchos proyectos, siempre dejando su firma de la mano de su hermana Stephanie Herrera. Un día y por situaciones de salud, tuvo que dejar su trabajo. ¿Ahora qué sigue? Volver a sus inicios, la pintura.

Su día de trabajo es como el de cualquiera, lo pone en manos de Dios a través de la oración y comienza a realizar sus trazos en un lienzo en blanco desde muy temprano, tomando respiros entre pinceladas y entre notas musicales logrando profundizar en su creatividad, plasmando sentimientos en cada obra. Pamela no puede imaginar una vida sin arte, y quiere demostrar en sus obras que la mujer es capaz de lograr todo lo que se proponga.

Pamela, busca que se identifiquen con sus obras, que no sólo las vean, sino que las sientan, que vayan más allá de la obra y que se identifiquen con los sentimientos que ella ha plasmado en sus trazos. ¿Pero qué pinta Pamela? Definitivamente no son paisajes bonitos. Su obra busca empoderar a la mujer, mostrar la fuerza inherente que existe en cada una. Busca mostrar el sufrimiento, la vulnerabilidad y los muchos sentimientos que puedan existir en una mujer, que se basan en la vida misma, en las experiencias.

La influencia femenina en su familia ha sido de gran impacto para su arte y para su crecimiento personal. Le apasiona la pintura, la hace feliz, pero lo más importante en su vida es Dios y su familia. Y tiene todo el apoyo de su esposo y sus hijos, quienes se enorgullecen del trabajo que ha realizado y todo lo que ha logrado hasta el momento. De artistas clásicos, han influenciado su trabajo, tales como Frida Kahlo y Van Gogh.

Pamela tiene un amplio currículo, ya que ha participado de numerosas muestras de artes, colectivas e individuales. A través de una de sus obras más impactantes, “Tu Fragilidad, mi niña” que se presentó en el Museo de Identidad Nacional en Tegucigalpa durante el mes de marzo de 2019, Pamela intenta mostrar la cara de la vida misma, una pieza desgarradora que muestra un caso de abuso entre miles de historias que se cuentan a diario en nuestro país, y con esto pretende crear una conciencia social sobre este importante tema.

Con esta nueva muestra, su objetivo es seguir exaltando a la mujer hondureña en todas las facetas de la vida. Mostrar mujeres en diferentes etapas: fortaleza, fe, esperanza, hermandad, amanecer y atardecer, el inicio y el final de la vida. En sus obras incluye vivencias propias y de mujeres de su familia, utiliza técnicas como lamina de plata, oro y cobre, texturas fuertes, sutiles y elegantes, como lo es la mujer.

IMG_6902

Image 1 De 26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *